Te gusten o no, es imposible discutir el impacto que los audífonos Beats By Dre han tenido en la industria, desde que lanzaron su primer producto en 2008.

En este tiempo, la marca ha visto algunos cambios. Asociaciones con fabricantes de teléfonos, carros y computadoras portátiles han ido y venido, líneas de productos han llegado a incluir un servicio de streaming en los Estados Unidos, sin mencionar la compra multimillonaria que Apple hizo a esta marca.

Una de las cosas probablemente más interesantes es la reconsideración del “Beats sound” por parte de la marca, un estilo de un bajo (bass) un tanto fuerte, que le daban a estos originales auriculares de estudio un mal nombre entre los audiófilos cuando fueron lanzados hace siete años.

Ahora usando el eslogan “un ícono remasterizado”, estos auriculares son sus sucesores, y se afirma que ahora están ajustados teniendo en cuenta “balance y precisión”. Veamos…

Diseño y estructura

El diseño sigue siendo muy Beats, tal vez un poco más refinado, con algunos bordes más pulidos y mayor atención al detalle. Siguen siendo auriculares dignos de ser portados, y están disponibles en una variedad de colores, con el icónico logo de la “B” adornando cada audífono.

Los originales se sentían un tanto corpulentos, pero estos son más livianos y el diseño plegable los hacen unos compañeros fáciles de portar. Se incluye un estuche, así como dos cables removibles, uno con, y otro sin controles.

Una nueva característica es la batería recargable vía micro USB, la cual permite aproximadamente 20 horas de cancelación activa de sonido. Esto es un tanto inferior a la mayoría de sus competidores (y no hay reproducción pasiva para cuando la batería se agota) pero debería funcionar bien en la mayoría de situaciones.

La característica de auto apagado está pensada para asegurar que no te gaste la batería accidentalmente. Sin embargo, como requiere que quites los cables de los auriculares en cada audífono (algo que no haríamos usualmente) esto es probablemente lo mismo que presionar el botón de apagado.

Las almohadillas de cuero suave y grueso son relativamente cómodas y evitan cualquier sensación de presión. La diadema hubiera podido funcionar mejor con otro material, en lugar de la superficie de goma que tiene, y durante sesiones largas de escucha, podrías llegar a sentirlos mucho, sentados en tu cabeza.

Cancelación de Ruido

La función de cancelación de ruido de los Beat Studio logra intervenir en los sonidos a nuestro alrededor, pero no al mismo nivel de sus rivales, como el Bose QC25s.

Cuando reproduces música con sustancia, te darás cuenta que el ruido externo se reduce significativamente, sin embargo, en canciones más delicadas, no podrás librarte del ruido externo completamente.

Si eres un fan de la música clásica, hay otra cosa de la cual estar pendiente con Beats: hay un siseo no-insignificante cuando el control activo de ruido (ANC) está prendido; no se nota tanto con canciones más animadas, pero canciones más calmadas y sutiles revelan un poco más.

Rendimiento

Si bien es indudable que ha habido un cambio en el estilo de los Beat Studio, estos auriculares siguen siendo ideales para estilos como pop, hip-hop y rock. Cualquier cosa animada sacará el mejor provecho a estos auriculares.

Tienen un sonido fascinante y directo, con la capacidad de llenar tus oídos de buen volumen. El bajo (bass) ha sido refinado para ser más balanceado en el rango de frecuencia, y nunca agobia a los medios (midrange) o sonidos torpes que existan en la canción.

Cualquier persona que esté buscando un par de auriculares neutros, se dará cuenta que hay un poco más de la cuenta en bajos(bass), pero el balance funciona mucho mejor que antes, sonando fuerte y atractivo.

Los medios (midrange) son claros y abiertos, y los agudos (treble) son nítidos sin sonar molestos. Ponles un ritmo complejo y habrá un buen nivel de agilidad y fluidez. Las dinámicas de largo alcance son transmitidas con seguridad y expresión.

Sin embargo, las vocales podrían tener un toque más de profundidad y sutileza, y las secciones más tranquilas de la música no ofrecen la percepción o el manejo que encontramos en sus rivales.

Veredicto

Los Beat Studio son finalmente una presentación que apunta a ser más simpática que técnica, con detalles más finos y pulidos en lugar de una adaptabilidad mayor, no podemos debatir eso. Es una táctica inteligente que funcionará bien para estos auriculares y nos gustaría ver un poco más de refinamiento y detalle para poder darles cinco estrellas.

Comprar Beats En Amazon