Uno de los adelantos tecnológicos más importantes del siglo pasado es, sin ninguna duda, la fotografía digital.

Ahora puedes estar subiendo imágenes a Instagram desde tu teléfono móvil y para esto se tuvo que recorrer un camino muy largo, la historia de la fotografía digital mucho más densa de lo que puede parecer, con una explosión descomunal gracias a los dispositivos móviles.
Antes de llegar a esta etapa, el desarrollo de la tecnología de sensores y sistemas de almacenamiento ha tenido lugar en otros ámbitos, desde sistemas espaciales hasta cámaras de laboratorio, pasando, obviamente, por la cámaras domésticas (con las marcas japonesas haciendo el trabajo en los últimos años).

Camara analogica

La principal diferencia con las cámaras “analógicas”, con las que han convivido unas cuantas décadas, está en que los sistemas digitales no necesitan de una película para guardar la información, no hay procesos químicos para registrar la información y transformarla en foto.

Uno de los adelantos tecnológicos más importantes del siglo pasado es, sin ninguna duda, la fotografía digital.

Las fotos se registran con sensores digitales y circuitos integrados, otra cosa muy distinta es su almacenamiento, ya que inicialmente no se empezó a grabar en soportes digitales, no había memorias tal y como las conocemos ahora. Lo que se utilizaban eran cintas, soportes magnéticos.

Las fotos transformadas en unos y ceros llevaron a poder enviarlas con y sin cables con mayor facilidad. En cuanto al captor digital, la verdadera magia se produjo con el CCD, años atrás desarrollado para proyectos muy especiales, pero que en manos de Kodak llegó a un prototipo de cámara en 1975. El paso del tiempo colocó a la otra tecnología de captores – CMOS – como líder del mercado. Kodak fue la primera y las imágenes eran en blanco y negro. Lo de las partes móviles se consiguió a medias, ya que el resultado se guardaba temporalmente en una memoria RAM, pero si queríamos mantener la instantánea para siempre había que grabarla en una cinta.

La aparición de la primera cámara digital sin espejo e inicio del Mirrorless

En el 2008, Panasonic saca Lumix G1, la primera sin espejo. Se podría decir que no es una cámara increíble pero sí es el comienzo de una nueva familia de dispositivos en los que no hay espejo y se introduce un nuevo sistema conocido como micro cuatro tercios (sensor 4/3).

Tamaño más reducido, también algo el precio, visores electrónicos, objetivos intercambiables y una especial orientación a la grabación de vídeo están siendo sus señas de identidad. La Lumix G1 contaba con 13 megapíxeles y una pantalla abatible.

Lumix G1

El nuevo parte aguas en la historia de la fotografía lo marca Sony

Y en poco menos de una década después las nuevas cámaras de Sony A9 y A7 con sus respectivas series están marcando la historia de la fotografía de manera tan contundente como cuando apareció la fotografía digital. Poniendo a temblar las finanzas de empresas líderes como son Nikon y Canon, ya que muchos fotógrafos profesionales y amateurs están migrando a Sony. El sistema Mirrorless no es la única cualidad que marcan en diferencia, sino que también dan un gran paso adelante de las demás y por su puesto de las réflex, cuentan con estabilizador de imagen en el cuerpo de la cámara, video 5K en algunos de los modelos, por medio de anillos adaptadores son compatibles con todos los lentes u objetivos de todas las marcas, conectividad WiFi, la sensibilidad de ISO de 51200 sin reventar para nada el pixel, esto da un paso más de todos los demás.

 

En mi caso específico soy fotógrafo profesional desde hace más de 15 años y estoy tentado tremendamente a migrar a Sony a pesar de ser un fiel seguidor y usuario de Nikon.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.