15 Formas De Apoyar A Alguien Que Está De Luto

0
456

Hay muchas formas en las que puedes ofrecer ayuda práctica a alguien recientemente afligido, incluyendo qué no decir.

1: Nunca evadas a alguien que está afligido. Es confuso e hiriente. Mensajes de texto, emails y cartas son todas aceptables, lo importante es contactar a la persona. La tristeza puede hacerte sentir asustado y solo. Decir “Lo siento” es suficiente si no sabes que decir. Si tienes recuerdos de la persona que ha muerto, serán muy bienvenidos pues, una vez alguien se ha ido, ya no habrán más recuerdos de ella a menos que alguien las comparta contigo. Incluso si has escrito o texteado al afligido, siempre di algo más cuando lo encuentres en persona.

2: Historias similares de duelo pueden ser de bastante ayuda; que no te de pena compartirlas si tu también has experimentado una pérdida similar. En los días tempranos de dolor, es importante saber que es posible sobrevivir al mismo, que reirás de nuevo, que toda felicidad no se ha ido de tu vida. Escuchar a alguien que ha tenido una experiencia similar puede ser muy reconfortante.

3: Nunca compares la pérdida de un ser querido con la pérdida de una mascota. Y nunca creas saber como se está sintiendo alguien y decirlo, porque el dolor es algo sumamente individual.

4: No impidas que alguien llore. Decir “no llores”, así sea con intención de ayudar, puede verse como un intento por suprimir los sentimientos o callar a la persona. Está bien permanecer en silencio mientras alguien llora, simplemente reconfórtalos, da un toque suave para hacerles saber que estás allí. Las lágrimas son útiles para liberar al cuerpo de hormonas de estrés. No tiene nada de malo si alguien no llora. Cada persona procesa la pena de forma diferente.

5: El dolor dura por mucho más tiempo después de dar la noticia. Decir que lo sientes, y después no mencionar más la muerte no es buena idea, a menos que la persona afligida te haya pedido expresamente hacerlo. Envía mensajes regularmente simplemente preguntando a la persona cómo está. Llamadas regulares y breves para estar pendiente de la persona son mejores que largas llamadas. El dolor puede tomar control de la mayor parte de tu cerebro, y concentrarse puede ser dificil. Si no estas seguro si la persona quiere hablar sobre el difunto, decir algo como “¿Cómo te estás sintiendo por [nombre del difunto]?” Es una buena forma de iniciar. A nadie le gusta pensar que el difunto se ha ido para siempre, y nunca más deba ser mencionado.

6: El impacto de los primeros días y semanas pueden hacer dificiles las labores diarias. Comer puede ser dificil. Si quieres cocinar para alguien, pequeñas y sabrosas comidas pueden ser muy útiles, y mejores que las grandes. Abrir correo y el papeleo puede volverse una tarea imposible incluso para los previamente hábiles. Pregunta si puedes ayudar con cosas como estas.

7: Ofrécete a acompañar a alguien a firmar el certificado de defunción. Generalmente debe ser un integrante cercano a la familia quien lo hace, y necesita ser hecho al poco tiempo del fallecimiento. Es algo bastante fuerte de hacer. Asegúrate que tienen toda la información necesaria, porque una vez el certificado de defunción es expedido, no puede ser alterado. Encuentra el momento adecuado para una charla y caminata después de hacerlo.

8: Pregunta si puedes ir al funeral. Puede ser sumamente reconfortante saber que habrán muchas personas despidiendo a un ser querido.

9: No hables sobre religión a menos que estés seguro de las creencias de la persona, e incluso en ese caso, ten cuidado. Decir cosas como: “Están en un lugar mejor ahora” rara vez ayuda. Lo mismo aplica para decir: “Estaban muy mayores.” Siempre es muy pronto para perder a alguien que amas.

10: Que no te de miedo hacer que la persona afligida ría. Cuéntales acerca de tu día o “cosas simples” (una vez hayas hablado de otras cosas con ellos). Las cosas pequeñas de las vidas de otra personas pueden ser muy reconfortantes y momentáneamente distrayentes.

11: Guarda las flores para tres meses después del duelo, cuando alguien más ha fallecido y pareciera que se ha olvidado. La persona de luto seguirá estando afligida. Volver a la vida ordinaria es lo que puede doler más.

12: No vas a hacer que la persona de luto llore por mencionar al fallecido, a menos que las lágrimas ya hayan estado allí en primer lugar. No dejes que el miedo te detenga.

13: Las semanas posteriores a la muerte de mi padre, me obsesioné con rodearme de olores agradables. Bellos, lujosos aceites corporales y perfumes se volvieron algo bastante importante. ¿Un capullo, una armadura, una burbuja? Quién sabe, pero ayudó en aquel momento. Tu amigo en pena probablemente hará algo similar si le preguntas.

14: Recuerda eventos importantes. Aniversarios, cumpleaños, etc. El dolor parece más crudo en aquellos días, y tu amigo necesitará apoyo extra.

15: Recuérdales que una terapia para luto no debe ser atendida en los primeros meses. De hecho, mucha gente no puede lidiar con ella al poco tiempo de la muerte, pero puede ser bastante beneficiosa incluso meses o años después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.