12 Recomendaciones Para Tener Un Viaje Saludable

0
669

Viajar por negocios o placer puede descarriar fácilmente tus regímenes de salud y fitness. Es fácil caer en la trampa de consumir comidas altas en calorías y hacer poco ejercicio porque “estoy de vacaciones” pero, con un poco de investigación, armar las maletas de forma inteligente, y un poco de priorización, estarás en camino al viaje más saludable de tu vida. Estas 12 recomendaciones para un viaje saludable te mantendrán con óptima salud tanto durante el viaje como cuando llegues a tu destino.

1Investiga los alimentos y almacénalos tan pronto como llegues

Mientras más puedas investigar con anterioridad sobre tu viaje, más fácil será mantener un estilo de vida saludable mientras viajes. Para mantener el rumbo con tu comida, para intentar encontrar tiendas cercanas o tiendas de alimentos naturales, buscar algunos restaurantes bien calificados que ofrezcan alternativas saludables, e intentar hospedarse en algún lugar que posea refrigerador (mejor aún si tiene una cocinilla o una cocina completa). Conocer el entorno del lugar a donde viajas te dará una ventaja, pues te será más fácil encontrar opciones saludables para comer adentro o afuera.

2Mantén saludables tus desayunos y almuerzos

Estructurar ordenadamente tus días haciendo cosas como el desayuno, empacar el almuerzo, o salir a cenar te permite explorar el escenario alimentario local y al mismo tiempo recibir nutrición de buena calidad durante todos los días de tus vacaciones. Si tienes la capacidad de preparar tus propias comidas, puedes ejercer control sobre tus elecciones de comida, lo cual te ayudará a mantener el rumbo correcto mientras vacacionas. Incluso si no tienes acceso a un refrigerador o una cocina, puedes encontrar opciones saludables empacadas que pueden cumplir la función de un desayuno almuerzo o cena. Explorar un país nuevo significa muestrear comidas nuevas interesantes y exóticas, de manera que no te prives por completo, conoce restaurantes nuevos y asegúrate de probar algo nuevo, sin embargo asegúrate de no comer siempre desayuno, almuerzo y comida en restaurantes durante todo tu viaje, pues podrías afectar tu cintura y tu bolsillo.

3Duerme tanto como puedas

Tanto durante el viaje como cuando llegues; trata de al menos dormir 7 u 8 horas todas las noches mientras estés viajando. A veces el trabajo y la diversión entorpecen el sueño, pero si dormir se convierte en tu prioridad, fácilmente alcanzarás tus metas de sueño. Si te estás ajustando a una nueva zona horaria, trata de estar despierto todo el primer día en el nuevo lugar donde te encuentres, hasta que llegue tu hora de dormir habitual, luego ve a dormir durante toda la noche para ajustarte rápidamente. Dormir adecuadamente le ayuda a tu sistema inmunológico a mantenerse fuerte y ayuda a la recuperación, de manera que ¡prioriza tus cosas de acuerdo a esto!

4Encuentra los sitios locales de acondicionamiento físico y deportes

Trata de encontrar con anticipación actividades saludables de tu interés en tu destino vacacional. Si haces crossfit, busca el gimnasio crossfit local. Si te gusta el yoga, encuentra un local de yoga en el sector. ¿Vas a la playa? Toma clases de surf o de surf de remo. Algunas instituciones de fitness ofrecen servicio gratuito a visitantes casuales, o tienen promociones para personas que no sean locales. No es solamente una forma excepcional de mantener tu régimen de ejercicio mientras viajas, también puede ser una forma auténtica de socializar con aquellos en tu comunidad temporal, y sentir que haces parte de algo mientras estés allí. ¿Quién sabe? Podrías encontrar amigos para toda la vida, o aprender cosas nuevas.

5Crea tu propia rutina de ejercicios

Si quieres sudar pero no quieres gastar dinero, ¡crea tus propia rutina de ejercicios! Si te estás hospedando en algún lugar con instalaciones deportivas, crea tu propia rutina de ejercicios utilizando los equipos del hotel, ve al parque para hacer ejercicios de levantamiento de pesas usando las barras o equipos de allí, ve a la alberca, y recuerda que puedes realizar cualquier buena rutina de ejercicios prácticamente en cualquier parte, combinando cosas como las flexiones de pecho, abdominales, sentadillas, y carrerillas.

6Mantente hidratado

Mantenerse hidratado es la clave para sentirte bien. Empaca una botella vacía en el aeropuerto, la cual podrás llenar una vez pases seguridad, y anticípate a la deshidratación bebiendo muchos líquidos. Si te vas a ejercitar mientras viajas o te diriges a un lugar más cálido o más húmedo que tu clima habitual, asegúrate de tomar aún más agua. Como algo adicional, mantenerte completamente hidratado impide que tu cuerpo confunda la sed con el hambre y accidentalmente comiences a comer demasiado.

7Empaca comidas y bocadillos

Al viajar, evita la comida poco saludable, grasosa o procesada, empaca tus propias comidas y bocadillos. Si llevas comida casera saludable te asegurarás de saber exactamente lo que contiene tu comida y evitarás gastar dinero en comida que ni siquiera sabe bien. Antes de empacar en un recipiente una sopa a medio hacer, asegúrate de leer las reglas de los aeropuertos para que no tengas dificultades en la zona de seguridad. También ten cuidado de no viajar con frutas, vegetales, lácteos o carne frescos pues existen restricciones al ingreso de estos productos en varios países. ¡Asegúrate de declarar cualquier producto alimenticio a la hora de llegar! Si tienes algún bocadillo favorito empacado, como barras de proteína, cecina de vaca, o frutos secos, puedes almacenar algunos extras en tu equipaje facturado para que puedas disponer de ellos una vez llegues a tu destino.

8Camina a diario

Explorar tu destino vacacional a pie es una forma fantástica de hacer algo de ejercicio sin darte cuenta. Agarra un mapa, piérdete, encuéntrate, y disfruta de las vistas, aromas, y sonidos de los lugares donde estés. Esta es una forma genial de encontrar tesoros ocultos que no aparecen en las guías de viaje. Dependiendo del lugar a donde viajes, tal vez quieras considerar restringir las caminatas y la exploración para solamente cuando haya luz de día, y reclutar a un compañero de viaje que sea tu compañero de caminata, para mejorar la seguridad.

9Alquila una bicicleta

Cubre más terreno mientras quemas calorías al rentar una bicicleta. Muchas grandes ciudades tienen sistemas de bicicletas compartidas, o puedes contactar una tienda local de bicicletas para averiguar sobre alquileres. Consigue un mapa de bicicletas de la ciudad, investiga sobre paseos diurnos, empaca un picnic, y ve a explorar. Si estás viajando por diversión y tienes un horario abierto, también puedes investigar incluso sobre tours en bicicleta, pues muchas ciudades los ofrecen y son una forma genial de cubrir grandes distancias en poco tiempo y evadiendo los vehículos motorizados.

10Empaca tus accesorios de gimnasio, vitaminas y suplementos

¡Es mucho más difícil encontrar motivación para ejercitarse al viajar si no tienes los accesorios necesarios! Siempre empaca tus accesorios de gimnasio para que no tengas excusa para no ejercitarte, y considera llevar equipamiento liviano, como una cuerda de saltar para incrementar tus ejercicios en el camino. Si tomas vitaminas y suplementos con regularidad, empaca un suministro que cubra la duración del viaje para que puedas mantener tu rutina mientras vacacionas. Mantener los hábitos saludables puede tener un efecto de bola de nieve, pues continúas con los aspectos saludables de tu rutina regular, y te motivas a tomar otras decisiones saludables con respecto a tu comida y ejercicio mientras vacacionas.

11Planea con anticipación si tienes necesidades dietarias especiales

Si eres intolerante al gluten, tienes enfermedad celíaca, o tienes otras alergias a comidas, considera imprimir una tabla que enumera tus necesidades dietarias en el idioma local. De esta manera podrás comunicar tus requerimientos al personal en una manera que te entiendan para que puedas obtener lo que necesitas para mantenerte saludable mientras viajas. A veces en el sector de los servicios, el personal está tan ansioso de complacer a los clientes, que se te asegurará que algo es posible de hacer sin entender realmente las implicaciones de esto, de manera que si está en riesgo un asunto de salud, planear con anticipación puede ser la solución más sencilla y sin dramas.

12Mantén un diccionario a la mano

Si estás viajando a un lugar donde se habla un idioma diferente, empaca un diccionario y mantenlo cerca para que te ayude a navegar en los menúes de restaurantes y puedas hacer elecciones saludables de comida. No podrás evitar las frituras y salsas poco saludables si no sabes que están allí. Busca las palabras que no entiendas para que puedas aprender sobre métodos de cocción e ingredientes para que puedas elegir comida saludable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here